Cosas sorprendentes que puedes meter en el lavavajillas

febrero 19, 2018

El lavavajillas es ese magnífico invento que nos libra de la tediosa tarea de fregar los platos. Vino a nuestras vidas como un electrodoméstico innecesario y a lo largo de los años se ha convertido en un imprescindible en cualquier cocina. Hasta ahora sólo lo usábamos para lavar los platos pero este magnífico electrodoméstico es un aliado para eliminar bacterias de otros elementos cotidianos que tenemos en casa. En el lavavajillas puedes poner muchas cosas más, algunas de las cuáles ni te imaginas.

 

Esterilizar juguetes

El kit de la playa, las fichas de lego…la vida de un juguete puede ser muy larga por lo que darles una limpieza de vez en cuando no está de más. A excepción de los aparatos electrónicos, podemos lavar los juguetes en el lavaplatos y eliminar así las bacterias que acumulan cada vez que los niños los tiran por el suelo o se los llevan a la boca.

Biberones

Los gérmenes y las bacterias resisten con facilidad en lugares húmedos como los estropajos, por eso a veces el lavado a mano no es la medida más higiénica. De hecho, es recomendable que artículos como los biberones, que requieren una mayor desinfección, se laven en el lavavajillas, ya que la elevada temperatura alcanzada permite acabar definitivamente con estos molestos visitantes. De esta forma ahorras tiempo y también agua.

Las baldas de la nevera

Aunque parezcan limpios, los cajones y baldas de la nevera tienden a acumular muchas baceterias y suciedad. No obstante están continuamente en contacto con alimentos que pueden estar en mal estado sin que nos demos cuenta. Si tienes pensado limpiar las baldas del frigorífico de cara a la primavera, no gastes más tiempo haciéndolo de forma manual. Debido a su peso y tamaño es mejor colocarlo en la bandeja inferior y no los mezcles con platos u otros utensilios.

Limpiar brochas de maquillaje y peines

Si quieres eliminar toda la suciedad que ha adquirido tu cepillo a lo largo de los años te aconsejamos que elimines cualquier resto de fibra capilar que se haya quedado adherida y lo coloques en la balda superior del lavavajillas. En menos tiempo de lo que imaginas estára como nuevo y listo para volver a usarse. También puedes hacer lo mismo con las brochas de maquillaje. Estos pinceles acumulan restos de maquillaje y piel muerta, así que te recomendamos que coloques las brochas en el cajón de los cubiertos y en cuanto acabe el programa de lavado podrás usarlas de nuevo.

 

Patatas

Aunque en el supermercado ya las encontramos limpias, a menudo no están lo suficientemente bien lavadas y podemos encontrarnos restos de tierra. Incluso si las patatas no son completamente lisas y tienen rugosidades, esta tarea de limpieza se puede convertir en nuestra peor pesadilla. Si vamos a hacer una receta en la que tenemos que incluir la patata sin pelar, mételas en el lavavajillas y programa un ciclo corto, eso sí, sin jabón. 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *