Estantes abiertos en cocinas modernas

septiembre 7, 2017

¡Atrévete!

Las estanterías abiertas son una opción que cada día nos gusta más. Si bien es cierto que comenzaron a usarse más frecuentemente en las cocinas con diseños vintage, en la actualidad, incluso los modelos más modernos incorporan este tipo de soluciones a la hora de buscar espacio extra de almacenaje.

Los beneficios de estas baldas o estantes abiertos son muchos. Aligeran la parte alta de las cocinas, siendo así una solución de lo más práctica para aquellas que sean un poco más pequeñas y ayudan a crear espacios más ligeros y visualmente más grandes. Son prácticos, puesto que nos permiten tener a mano los objetos de cocina que más usamos. Es evidente que nos demandará más orden, pues todos los objetos quedan a la vista. No obstante, lejos de ser un problema, se convierte también en una ventaja y es que de esta forma podemos escoger  el menaje del hogar más llamativo y colorido, que se sume a la parte decorativa de este espacio de nuestra casa.

Suele haber dos maneras principales de usar estantes en la cocina; la primera es colocar dos o tres estantes en la pared y sustituirlos por los armarios cerrados. O también poner algún estante suelto a diferentes alturas de la cocina. Aunque sigamos usando los armarios cerrados donde podemos esconder lo que no queremos que se vea, esta mezcla es la manera perfecta para conseguir el equilibrio entre lo moderno y lo tradicional.

Si eliges las baldas sueltas intenta que los objetos que coloques muestren una armonía y no de sensación de desorden. Puedes colocar vajillas, floreros o botellas de vino para poner un toque de modernidad a tu casa. Evidentemente esto es cuestión de gustos, hay mucha gente que aún sigue sintiéndose incómoda mostrando el género de sus cocinas a las visitas. No podemos negar que son prácticas.

No necesitamos abrir armarios, tan sólo colocar encima de su superficie platos, vasos y demás elementos de una cocina. Sin duda se trata de una solución de lo más interesante que cada día gana más y más fans. Pues además de las evidentes ventajas estéticas y su funcionalidad, lo cierto es que abarata muchísimo el coste final de una cocina, algo muy importante, y más en los casos donde nos vemos obligados a decorar con poco dinero.

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *