Fregaderos; materiales y diseños

abril 18, 2018

Uno de los elemenos más importantes además de la encimera es el fregadero. Además de estar a la vista y ser un elemento clave, a veces no le prestamos la importancia necesaria y la decisión de elegir entre un fregadero u otro se toma a la ligera sin tener en cuenta modelos, materiales o diseños. El lugar por donde pasan los alimentos antes de meterlos en los fogones merece más atención pudiéndose convertir en una pieza de diseño.

Aunque los más tradicionales son de acero inoxidable dentro del mercado existen unas cuantas alternativas para que podamos elegir la que más se adapte a las cualidades de nuestra cocina. Una vez que ya tengamos claro la forma o tamaño del fregadero tenemos que elegir el material y las distintas formas que tenemos para intergarlo en la encimera. Todo es cuestión de saber elegir así que desde Espaher Cocinas os dejamos las propuestas que hemos seleccionado.

Materiales

Sintético: Se trata de materiales patentados que permiten cualquier tipo de fabricación, por ejemplo diseños únicos donde se integran encimera y fregadero sin separaciones. Son alternativas de alto precio, y en algunos casos también de altas prestaciones. Son los más utilizados cuando queremos integrar la encimera y el fregadero, todo en uno.

 

Acero inoxidable: Es la opción más demandada. Este tipo de material ofrece una buena resistencia a golpes y a altas temperaturas. También se trata de opción versátil en cuanto a diseños, formas y posibilidades, aunque no en cuanto a colores y texturas. Quizás los mayores inconvenientes son la visibilidad que adquieren los rayones que se produzcan y la pérdida de brillo que la cal les causa.

 

Cuarzo y resina acrílica: Compuesto por un 80% de arena de cuarzo y un 20% de resina acrílica de gran dureza, es un fuerte material de mantenimiento sencillo. Resiste al calor, a los golpes y a los arañazos. Su superficie es fina y no porosa garantizando un alto nivel de higiene.

 

 

Cerámica / Porcelana: Este estilo es muy demandado por aquellos que buscan darle a la cocina un aire rústico o vintage.  Aunque estamos más acostumbrados a ver este tipo de materiales en otras estancias de la casa cabe destacar que son muy resistentes a golpes y arañazos, aunque si sufren un golpe lo suficientemente fuerte pueden partirse. Entre sus principales inconvenientes están su elevado precio y que su elevada rigidez puede dañar la vajilla. Por otro lado también son fáciles de limpiar y hay una gran variedad de colores para elegir.

 

 

 

 

Diseños

Fregadero encastrable: Son los fregaderos que se colocan por encima de la encimera y cuyos bordes quedan a la vista. El montaje es muy sencillo, ya que se coloca en un hueco hecho a medida en la encimera. El material más utilizado en estos fregaderos suele ser el acero inoxidable. Son duraderos y fáciles de limpiar. Hay modelos microtexturizados, resistentes a las manchas de agua y cal.

Bajo encimera: Como su nombre indica, estos fregaderos se colocan debajo de la encimera para que no queden bordes. Son muy cómodos a la hora de limpiar toda la encimera, ya que la suciedad no queda adherida a los bordes.

Encimera y fregadero todo en uno: Otra tendencia a la que se recurre bastante a menudo es la de igualar el color de la encimera con la cubeta del fregadero o incluso la de convertirse en una extensión más de la misma. Es una opción muy original y que da rienda suelta a la imaginación a la hora de elegir la forma y tamaño del fregadero.

 

Cocinas Espaher

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *