Electrodomésticos

A la medida de la cocina

Una vez elegidos los muebles de la cocina llega la hora de los electrodomésticos. Todo se mide al milímetro y se aprovecha al máximo el espacio. Integrados en el mueble o no, existen algunos electrodomésticos de los que no podemos prescindir.

Al igual que el diseño de los muebles, el diseño de los electrodomésticos también interviene en el conjunto de la cocina; un horno vintage, una nevera de dos puertas o una campana decorativa pueden aportar un toque rústico, vanguardista o moderno a la cocina.

  • Los imprescindibles
  • ¿Acero inoxidable?

En el diseño de una cocina hay una serie de electrodomésticos que sea cual sea el tamaño de la cocina tenemos que contar con ellos. Los fabricantes de electrodomésticos nos ofrecen aparatos que trabajan a pleno rendimiento con un tamaño adecuado. Y lo que es cada vez más importante, con un consumo mínimo y a un precio asequible.

Frigorífico: Las posibilidades que nos ofrece el mercado son variadas. Lo más importante es el espacio que le quieres dar en la cocina y para qué lo vas a utilizar. Puedes escoger entre un frigorífico de una puerta o de dos puertas. Pero no solo existe esa diferencia. Piensa si vas a usar más la nevera o el congelador, ya que hay determinados modelos donde se le da más protagonismo a un espacio u otro o que por el contrario comparten las mismas dimensiones.

Campana extractora: De acero inoxidable, clásica, decorativa, integrada bajo el mueble etc. Si hay un electrodoméstico 100% personalizable es este. Se puede colocar debajo del mueble encastrado sin que ocupe espacio o dejarla como un elemento más de decoración. Campanas con un alto poder de extracción, con luz integrada y con un consumo mínimo para hacer de la cocina un lugar de trabajo muy placentero.

Placa de inducción o vitrocerámica: A simple vista son muy parecidas, pero nada más lejos de la realidad. Las principales diferencias residen en la forma de calentar los alimentos, la seguridad y la limpieza.

La inducción calienta nuestras sartenes a través de los puntos que encontramos en la parte de abajo. Al contacto con estos puntos el campo electromagnético genera calor aumentando la temperatura. Estas placas se calientan más rápido que la vitrocerámica y nos permite ahorrar energía. También son más seguras, ya que solo calienta la superficie ferromagnética que coloquemos en ellas, así evitaremos accidentes con consecuencias tan temidas como las quemaduras.

La otra diferencia es que las placas de inducción son más fáciles de limpiar. Su superficie lisa nos permite pasar un paño húmedo para eliminar la grasa y la suciedad. Al calentar solo la superficie que está en contacto con la sartén en el caso de que hubiera algún tipo de salpicadura esta no se quedaría agarrada al permanecer la placa fría. En cambio en la vitrocerámica requiere un mayor cuidado y no estamos exentos de tener que raspar con una espátula los restos de alimentos que se hayan quedado pegados.

Horno y microondas: Parece que estos dos electrodomésticos son imprescindibles. De hecho en la mayoría de las cocinas se suelen poner en columna uno debajo del otro para ahorrar espacio y ganar en comodidad. Pero antes de comprarlos deberíamos pensar en el uso que les vamos a dar. ¿Por qué no decantarse por un horno microondas? Puedes utilizar un electrodoméstico que cumpla la doble función; podrás calentar un plato y hornearlo sin necesidad de tener el horno grande encendido y consumiendo más energía. Eso sí, antes de comprarlo mira las dimensiones para que se adapte a los que necesitas.

    La falta de espacio es uno de los dilemas a los que nos enfrentamos a la hora de diseñar una cocina. El deseo de englobar los electrodomésticos y los muebles que teníamos en nuestra cabeza se hace patente tanto en las cocinas grandes como en las pequeñas.

    No importa si tu cocina está unida al salón. Existe la posibilidad de mantener las líneas y la continuidad ocultando los electrodomésticos dentro de los muebles, lo que comúnmente se llama “integrar”.

    En las cocinas donde se quiere potenciar la luz los electrodomésticos de acero inoxidable son una buena opción. El color blanco en los muebles de la cocina está muy de moda, por lo que si se quiere unificar la zona, el electrodoméstico blanco sería el color ideal para conseguir ese efecto en el conjunto.

    El uso del acero en los electrodomésticos es relativamente actual. A muchos les gusta la estética que ofrecían pero los primeros modelos no contenían ningún elemento antihuellas y las marcas del paso del tiempo eran difíciles de quitar. Ahora todos los electrodomésticos de acero inoxidable contienen una pantalla antihuellas para que en lo único en lo que tengas que pensar sea en disfrutar de ellos.

    Provedores en electrodomésticos

    Trabajamos con los principales fabricantes de electrodomésticos para ofrecer el mejor servicio y calidad


    Expertos en diseño

    Nuestra experiencia en el diseño de cocinas nos avala. Tenemos todos los profesionales a tu alcance para ayudarte a encontrar la cocina de tus sueños. Con pequeños detalles se puede lograr una excelente cocina moderna. Recuerda que los pequeños detalles siempre marcan grandes diferencias.